Te amo!

Es cada una de las sensaciones que despiertas en mi interior lo que me mueve a perder la razón cada palabra que sale de tu boca, con cada uno de los gestos que adornan tu rostro y la manera en que haces que cada mañana todo cobre sentido a mi alrededor, iluminando a mi alrededor, iluminando mis días con la luz de tu mirada.

Haz conseguido levantar tan alto mi mundo de fantasías que me da miedo al creer que mi sueño puede encontrarse con la realidad.

Me emociono cada vez que tus labios se rozan con los míos y nuestras pupilas se cruzan y clavas el café de tus ojos en lo más profundo de mi alma.

Quiero andar de la mano eternamente por tu mismo camino y observar las cosas que tu vez.

Deseo que te des cuenta de la llama que has encendido en mí.

Decir te amo es poco para describir lo que realmente siento, esto va mucho más allá de cualquier cariño que haya podido manifestar, voy a amarte mientras las olas del mar sigan llegando a las costas y el sol siga ocultándose para acompañar al atardecer.

Podría vivir con mi piel enganchada a la tuya, escucharía durante siglos las palabras que salen de tu boca y pediría en el último de mis suspiros poder deleitarme con tu recuerdo.

Aunque las horas transcurren lentas y dolorosas cada vez que no estas a mi lado, no dejo de sentir este amor que has despertado en mi alma.

Si tan solo pudiese prolongar esos mágicos momentos en los que estas a mi lado para hacerte saber con cada segundo juntos lo mucho que significas en mi vida, eres mi sueño más grande a la vez mi mayor tormento.

Son tantas las cosas que vienen a mi pensamiento, y todas te pertenecen porque tu mueves mi mundo.

Te amo!

Texto e ilustración Alluka 

Continue Reading Te amo!

¡Si me vas a querer, demuéstralo!

¡Si me vas a querer, demuéstralo!

Cobíjame en tus brazos y quiéreme a besos, toma mi mano enfrente de la gente, róbame un beso como si estuviéramos en la primera cita, eso es lo que más quiero.

No necesito cosas materiales para ser feliz, con tu presencia en mi vida y entre mis brazos es suficiente.

Cuando estemos peleados no me grites, solo abrázame cuando este por perder el control. Acerca tus labios a mi frente y entenderé que todo está bien.

Háblame, bésame, abrázame, cuéntame como estuvo tu día o simplemente mírame, no existe nada más tranquilizante que ver la forma en que me observas, en la que te das cuenta de mis defectos y que, a pesar de ellos, te parezco la persona más perfecta de este mundo.

Háblame a la hora que quieras, en la mañana o en la noche, pero si fue un día agotador, déjame dormir, o déjame un beso de buenas noches y por la mañana al despertar te corresponderé.

Si despiertas a la mitad de la noche y ves que tengo frio, abrázame de cucharita, como sabes que me encanta.

No necesito mucho para ser feliz, solo te necesito a ti, y eso ya es mucho pedir.

Texto e ilustración Alluka

Continue Reading ¡Si me vas a querer, demuéstralo!